Comiendo la sopa con tenedor

Dicen que no hay más ciego que quien no quiere ver y este confinamiento nos está mostrando tantas cosas en materia tecnológica que uno no puede menos que sorprenderse. Ójala este artículo sirva para abrir los ojos de más de uno.

Ha tenido que ocurrir esta desgracia para que nos demos cuenta de que la informática no es algo complementario, sino algo estructural. Y no me refiero a la educacion (que es el tema que me suele ocupar) sino a la sociedad en general. Hemos podido comprobar que no basta con que un proveedor dé el paso de digitalizar sus servicios (porque ya no le queda otra opción); era necesario también tener un ordenador y una conexión a Internet como Yoda manda.

Y he dicho bien. He dicho ORDENADOR. Porque sí, tooodo el mundo tiene un móvil super genial, tooodo el mundo tiene una tablet o un ipad… pero hoy por hoy, para llegar a todo lo que hay que llegar, sigue haciendo falta un ordenador para llegar a todo al 100%. Lo demás, es auto-limitarse.

Y si se da el caso de que tienes un buen ordenador y una buena conexión, has podido ver lo que había detrás: el «sí, pero…»: colegios cuyos profesores siempre se quejaban de que se llevaban mucho trabajo a casa, con lo cual podíamos deducir que serían super eficientes trabajando desde casa ¿verdad? y ahora resulta que no, que las clases de las últimas 3 semanas han sido un auténtico desastre (salvo honrosas excepciones) y estos profesores no han sido ni eficientes, ni eficaces, ni productivos…. ni nada.

Por favor, vayan ustedes asignando un lugar estable, de fácil acceso a sus ordenadores, en sus casas. Sáquenlo de ese maletín negro, medio-gordo, con correa. Sáquenlo del cajón y tenganlo siempre a mano. Dénse cuenta de que es la máquina más importante de su casa, junto con la lavadora, la vitrocerámica y la ducha.

Hemos visto cómo estábamos usando herramientas que se concibieron para un fin, para otro bien distinto, haciendo malabarismos, y cuando estas herramientas se han tenido que utilizar masivamente, nos hemos dado cuenta de que estábamos comiendo la sopa con tenedor. Y todo el mundo tiene un «sí, pero…». Todo el mundo tiene un motivo, una razón, una excusa para haber hecho de su capa un sayo, pero como se dice vulgarmente «ha venido Paco con las rebajas».

Por favor, utilicen cada herramienta para lo que es. Dejen de hacer tablas en Word (utilicen las hojas de cálculo) dejen de pagar en metálico (utilicen Bizum), dejen de utilizar Extranets como si fueran Intranets, dejen de…… me agoto.

Dejen opinar a los técnicos. Ahora mismo, somos los que tenemos la llave del calabozo. Imagine que tiramos todos a la vez del cable. Se acabó la comunicación. Se acabó la información. Se acabó lo que se daba. Y lo que sedaba.

No quiero hacer sangre. Informáticamente veo tanto que hay que reconducir que me cuesta ordenar la información para plasmarla correctamente por escrito. El resumen de un resumen resumido podría ser que más nos vale como sociedad abrir un poco la mente e intentar hacer caso a quienes van un pequeño paso por delante. Esos a los que a menudo llamamos frikis. Esos que son los que nos están salvando el culo ahora… y lo que te rondaré, morena.

This text is also available in: ENG