El asesino es el mayordomo

Hasta hace bien poco no existía la expresión «hacer spoiler» ¿recuerdas? Decíamos «eh, no me destripes la peli» y con suerte, no nos contaban el final. No obstante, en muchas ocasiones ya lo intuíamos y sabíamos como acabaría la trama.

Lo mismo que ocurre en los entornos profesionales y sociales. No hace falta ser muy listo para saber por dónde van los tiros y cómo acabarán las cosas, si no ponemos los medios adecuados y nos subimos al tren que toca. En el caso concreto de mi ámbito profesional, las TIC, como su propio nombre indica (tecnologías de la información y comunicación) está muy claro:

  • Tecnología: el que no utilice herramientas, está perdido. Siempre que ves un documental sobre los primeros homínidos, se nos recuerda que una de los grandes puntos diferenciales frente a otras especies del mismo género fue el uso de herramientas. Una lasca para partir la carne… una lasca para crear otras lascas más complejas… de la lasca a los mandos de tu coche hay un camino considerable, pero al final, no son más que herramientas.
  • Información: el conocimiento nos permite tomar decisiones. siguiendo la estela (nunca mejor dicho) del ejemplo de la evolución humana, el homo erectus tuvo que levantar la cabeza para ver… y poder decidir hacia donde avanzar. Y así hasta hoy… y pobre del que vive de espaldas a Internet o pasa de puntillas por él.
  • Comunicación: frente a otros simios (por cierto, somos simios, monos, aunque sin pelo… pero simios al fin y al cabo) tenemos la capacidad de comunicarnos y cooperar en grupos grandes. Capaces de las mayores barbaridades y de las mayores genialidades… pero capaces. Es lo que ha hecho que este simio que somos tú y yo domine hoy el planeta, hasta el punto de poder destruirlo o salvarlo (dependiendo de cómo usemos la información y la tecnología, puntos 2 y 1 de esta enumeración).

Así que no te estoy diciendo nada nuevo, no te estoy destripando el final de la peli: si eres un trabajador en activo hoy, procura inculturarte y hazte un habitante de tu época. Utiliza las TIC para tu labor profesional, para tus relaciones sociales (con la administración, con los servicios, incluso con las personas…) todo en su justa medida, por supuesto, que pocas cosas hay que superen el placer de tomar un vino en una terraza viendo el mar bravo, vale…. de lo contrario, te quedarás fuera de la ecuación y cuando pasen los años y te veas fuera de la sociedad tendrás que oír (alguien te lo dirá o tal vez tu mismo a ti mismo): «estaba claro; el asesino era el mayordomo»

This text is also available in: ENG