Esta chica está currando, no te equivoques

Con el paso de los años vamos normalizando muchas situaciones que hasta hace muy poco nos parecían inalcanzables. Ahora podría ponerme en plan abuelo cebolleta-nostálgico y contar muchas batallitas acerca de mis primeros años frente a un ordenador, en fin…

Recuerdo que ya en la uni, y también comenzando a trabajar, la palabra «remoto» siempre era como del futuro… conectarte a un servidor remoto («servidor» también era un palabro) acceder en remoto, trabajar en remoto… era como un misterio.

Y hoy ya no sólo hemos llegado al futuro, sino que lo hemos normalizado. Cada vez hay menos servidores físicos en las empresas (ciertamente, son un atraso) y cada vez veo en más comercios la barrita superior del terminal server… vaya, que se puede decir de muchas maneras, dependiendo lo guay que quiera ser uno:

  • «En remoto«: si lo dices así, eres un usuario pantxito
  • Escritorio remoto: si lo dices así, estuviste atento cuando te lo configuraron y explicaron
  • Terminal server: si lo dices así, vas de guay
  • RDP: si lo dices así, «erredepé» eres un técnico y te ciñes al protocolo que utiliza este servicio. Deberías mejorar tu castellano.
  • 3389: si lo dices así, eres un técnico con un punto asperger, fijo.

No me estoy refiriendo a que lo hagamos todo en plataformas web que están en la nube, (Google Drive, por ejemplo) sino a conectarme a un escritorio de otro ordenador. Si te fijas en los ordenadores de quien te atiende en una gasolinera de Repsol, en El Corte Inglés, en Leroy Merlin, en Zara, en Carglass, en…. incluso en los sistemas informáticos de cualquier oficina rollo administración, contabilidad, facturación, etc…. ya empieza a ser lo normal enchufarse a otra máquina (por cierto, si dices «máquina» en lugar de «ordenador» también tienes tu punto repelente).

Total, que si además tienes un buen acuerdo laboral con tus jefes y compañeros, y tu puesto de trabajo lo permite, puedes currar y producir tanto o más desde el monte o la playa, siempre que tengas un buen acceso a Internet. Ciertamente, el futuro no está en lo que tocas, sino en lo que usas. Lo que tocas, tu ordenador, empieza a convertirse en un terminal tonto… tal y como todo empezó. Y lo de menos es DÓNDE estés trabajando, lo que importa es que lo estés haciendo.

This text is also available in: ENG