¿En los colegios sólo hay profesores?

Cuando se define un virus hay algún texto por ahí que lo explica como un mal que se extiende por todo un sistema, ataca a una zona concreta y hace tanto daño que la inutiliza y acaba así con sus funciones, lo cual hace que al sistema le falte algo, y si ese algo era esencial, pues se acabó. Esto vale tanto para el coronavirus en nuestra sociedad como para un virus informático en una red de ordenadores.

Los que trabajamos en esto de la tecnología ya habíamos comprobado que en los 90, un virus atacaba a UN ordenador, a principios del siglo XXI un virus atacaba a la red local de ordenadores y en cambio en los últimos años cuando hay un virus activado afecta en pocos minutos a medio planeta. A esto, señores, se le llama de muchas maneras, una de ellas es GLOBALIZACIÓN. Exactamente lo mismo que está ocurriendo con el Coronavirus

Bueno, lo más importante es CALMA. Que de todo se sale. Uno se ha enfrentado a virus informáticos de dar pánico, y al final para todo hay cura.

Eso sí, es estúpido pensar en aplicar medidas LOCALES para solucionar o paliar un problema GLOBAL. Y hay quien aún no lo entiende. He recibido llamadas de colegas de la competencia, pidiéndome ayuda sobre cómo actuar, contándome su estrategia y por supuesto, he compartido mis ideas con ellos. En cambio, he podido comprobar que otros retrasados (porque no tienen otro nombre, siguen pensando en local) continúan guardando celosamente su estrategia y sus medidas “estrella” para intentar brillar ante no-sé-quién en momentos de crisis. Hace falta ser idiota. Idiota, limitado… y con escasa visión. Y en mi puesto de trabajo, si tu visión es así de reducida, no vales nada.

En esta línea, por lo tanto, quiero contribuir desde aquí a aportar una pequeña luz que por lo que voy viendo, se le puede despistar a mucha gente en los colegios: el personal de administración y secretaria.
Parece que estamos a la espera de que nos digan «ya, para casa» y estamos todos como locos desplegando y reforzando la sesión lectiva online, o sea, articulando todo lo habido y por haber entre profesores y alumnos, y en algunos de los casos, mecanismos de control entre coordinadores de etapa y profesores.

Pero va a ocurrir que, si cierran el cole, el PAS también va verse afectado, porque es fácil que sean personas (85% mujeres) con hijos, muchos de ellos en edad escolar y que no tengan con quien dejarlos, o sea, que pidan hacer teletrabajo. ¿Y en ese momento?

Sin perder el tiempo: es necesario poner en cada ordenador sobremesa un programa de control remoto (hay decenas, recomiendo AnyDesk o TeamViewer) configurarlos para acceder en remoto de forma no presencial mediante usuario y contraseña, mirar las opciones de energía de esos ordenadores para que no entren en suspensión, colocarles un pequeño SAI… aunque todo esté guardado en la nube SIEMPRE hay documentos y carpetas guardados en local (aún, sí) certificados instalados en los navegadores, etc. Y por favor, importante: la centralita. Igual es necesario habilitar desvíos de llamada a móviles del personal de secretaría, habilitar Softphones… todo eso. Muy necesario. Un colegio no es sólo el profesor y el alumno. Hay otros mamíferos danzando por allí, creeme.

En fin, todo eso. A ver lo que dura esta crisis. Si vale para que se empieza a contemplar el tele-trabajo como solución real y normalizada, pues mira, ese será el puntito blanco dentro del semicírculo negro.

This text is also available in: ENG