Tiempos modernos; 1 sapiens, 1 dispositivo.

Andan locos todos los equipos directivos de todos los colegios a uno y otro lado del Atlántico pensando en si poner o no el 1×1 (más concretamente, si ponerlo YA o AÚN no)… definiendo en qué curso empezar, si entrar o no en el proceso de adquisición de las familias, si establecer tal o cual dispositivo… en fin, que hay un guirigay montado en este tema bastante interesante….

Como acostumbro, me guardo mis consideraciones para los míos, para mis equipos directivos, mis coordinadores TICs, mis compañeros, mis jefes…. y seguiré sin poder reprimir esa sensación de pena cuando veo, o leo, o me cuentan o… lo que algún cole de por ahí pone en marcha y es un error como la cola de un piano de cola.

Para centrar el tiro, eso sí, traigo aquí un par de ideas:

.- Entre el educador y el niño, hoy tiene que haber un dispositivo. No olvidemos que lo hagamos hoy debe tener un enfoque a futuro del alumno, y si en el presente ya hay más personas que trabajan con teclados que con bolígrafos… pues eso. Repito pues, entre el educador y el niño, un dispositivo. Si no compartes esta idea, ya puedes salir de este artículo, probablemente deberías pirarte del blog.

.- Hace 25 años, entre el educador y el niño había un bolígrafo, y no se nos decía de qué marca tenía que ser, ni lo compraba el colegio y luego te pasaba una cuota, ni si dependía de cómo daba la clase el profesor… esto último lo digo porque algunas clases serían más de escribir, y otras más de escuchar, pero en algún momento hacía falta el bolígrafo, fijo.

.- Y aquí quería llegar: no depende ya de si «hay suficientes contenidos en digital»… de si «la metodología es esta o la otra»… que no… que es de locos pensar que en 2019 un alumno no tenga NORMALIZADO ir a clase con SU propio dispositivo (ordenador, tablet/ipad…) es LA-MEN-TA-BLE que esto sea aún objeto de debate.

Si educar es «preparar a alguien para afrontar el futuro», hay que hacerlo HOY a través de la tecnología, qué duda cabe. Ojo, esto no significa entrar en conflicto con lo emocional y lo afectivo; …parece que los informáticos somos un puñado de desalmados… y lo que me da a mí en la nariz es que quienes no entienden esto son en realidad un puñado de descerebrados.

Nos guste o no, vivimos en los «tiempos modernos» ¿no te parece?

This text is also available in: ENG